¿Qué es el Trabajo Social en el Ámbito Sanitario?

 

Es muy común asociar la figura del Trabajador Social en una oficina y realizando trámites administrativos. La gran mayoría cree que sus funciones se centran en informar, asesorar y tramitar ayudas sociales de cualquier índole. Elegí el Trabajo Social porque sus bases procedían del derecho y de la psicología y las unía en una sola profesión. Ambas me encantaban y al descubrir esto ni lo dudé, fui directa a estudiar Trabajo Social para poder utilizar mis conocimientos en beneficio de todas las personas que lo necesitasen.  Todos saben el trabajo administrativo y “de oficina” que realizan los trabajadores sociales. Por tanto, quiero aclarar que el Trabajador Social tiene otras funciones fuera del despacho como son la evaluación e intervención psicosocial, seguimiento y a apoyo a personas que se encuentran inmersas (o acaban de finalizar) en un tratamiento médico o psicológico; para garantizar que los beneficios conseguidos en este tipo de tratamientos se transformen realmente en una mayor adaptación de la persona a su entorno social y en una mejor forma de funcionar en éste.

Los objetivos fundamentales del Trabajo Social son:

  • Garantizar que los beneficios obtenidos en los tratamientos sanitarios se convierten realmente en una mayor adaptación social.
  • Complementar a los servicios de tratamientos sanitarios a través del apoyo psicosocial, seguimiento y supervisión de las personas, mientras se encuentran inmersas en dichos tratamientos.
  • Maximización de la adaptación social de la persona y de su nivel de funcionamiento en su entorno, en el transcurso de la superación y/o afrontamiento de una enfermedad, trastorno o disfunción mientras ésta, está siendo tratada por el correspondiente profesional sanitario.

 

Dicho esto, podemos observar que el Trabajo Social abarca mucho más allá de las 4 paredes de la oficina y que es dinámico. No digo que el trabajo que se hace en la oficina no sea importante, que lo es y mucho. Pero se le pone la etiqueta al Trabajador Social de administrativo cuando sus funciones van más allá.

 

Al principio de este artículo mencioné que elegí el Trabajo Social porque cohesionaba el derecho y la psicología. Pues bien, me apasiona mi trabajo, me encanta interactuar con las personas, ayudarlas, aprender de ellas, apoyarlas, ver su evolución a lo largo de la terapia y por supuesto, informarles, asesorarles y ofrecerles todos los recursos disponibles que existan para mejorar sus vidas, tanto sociales como psicosociales. Me llena como persona aportar mi granito de arena ayudando a construir puentes hacia el equilibrio y la felicidad humana.

O como define la salud la OMS (Organización Mundial de la Salud) hacia el “estado completo de bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades.”

octubre 11, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *